lunes, 22 de marzo de 2010

Libreta de anotaciones varias.

AudioTexto.



Tener una libreta de anotaciones es muy curioso. Anoche antes de dormir, revisaba mi libreta de anotaciones personales y noté que puedo pasarlo de maravilla sin ella, ya que, a decir verdad, cada una de las anotaciones personales en ella escritas, habían sido, sin excepción, olvidadas por mí. Y aunque claro que uno hace las anotaciones con la finalidad de recordarlas después (pues de antemano sabe que las borrará de la mente), es cierto también que estás caducan; que de nada sirve. Para explicarme mejor diré que anoche, pasando revista a dichas frases y pensamientos escritos por mí, en mi libreta de anotaciones varias, descubrí (aunque seguramente ya lo sabía) que lo escrito tiempo atrás no me era nada grato en el presente, o que sencillamente, ya no pienso como antes, que los pensamientos anotados han sido superados o han mutado a nuevos puntos de vista drásticamente y que hubiese sido más provechoso no escribir nada y contentarme con pensar y olvidar. Se ha desperdiciado tiempo (tan valioso el tiempo), esfuerzo (tan mal encaminado), tinta (tan mal gastada), papel (tan en peligro) y de nada ha servido todo. Incluso si alguna de las anotaciones continuase haciendo eco en mi alma; la olvidaría de nuevo y la dejaría guardada en la libreta hasta una próxima hojeada. Pensando que una de esas frases me fuese de utilidad para toda la vida, se repetiría al infinito (el infinito dura lo que dura la vida) el acto de olvidar y recordar gracias a la libreta que dejaría de ser obsoleta y me acompañaría el resto de mis días; o hasta que olvide de lleno la libreta (en algún cajón viejo, en alguna casa que hay que dejar, etc.) y con ella la frase inscrita y todo lo demás. ¡Lo que sería terrible! Pues como dije antes, aquella frase me sería de utilidad siempre (siempre dura lo que el infinito).

     Como siempre he sido un tanto temeroso, con base a la hipótesis antes planteada, que dice que algún día, tal vez, escriba una máxima de utilidad ilimitada, he decidido (a pesar de que pensaba hacerlo) no tirar al fuego la libreta y de no dejar de escribir en ella (a pesar del desgaste inútil de papel, etc.) porque tal vez (un tal vez es una gran esperanza para nosotros los temerosos), algún día, escriba la máxima de utilidad ilimitada que tendré que olvidar y recordar al infinito en mi preciadísima  libreta de anotaciones personales varias.


Abdul Al-hazred, marzo 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Derechos reservados.

Todos los textos de este sitio son de la autoría de quien los firma y están debidamente protegidos bajo la Ley Federal del Derecho de Autor. Para su reproducción total o parcial, favor de contactarse a: redaccion@whiskyenlasrocas.com