domingo, 21 de marzo de 2010

Entrevista a Mrs. Garrison


De preferencia léase antes: 

ENTREVISTA.

Petrozza: ¿Realmente conocías las consecuencias de no entrar a casa aquella vez o no te importaba o ambas?

Mrs. Garrison: Las conocía y claro que me importaban, pero a la vez, en mí, había una vocecita zumbando  y presionando para  hacer las cosas mal. Es un estilo de vida;  hacer todo por impulso.  ¡Y es la química perfecta del amor y de la vida!

Petrozza: ¿Cuáles eran esas consecuencias?

Mrs. Garrison : Demasiadas. La más grande y preocupante: ¡padre! Podía cabrearse.  Es un tipo bastante agresivo. Después, el qué dirá mamá. Luego la familia. También están los amigos que perjudiqué en ese momento porque al principio no sé ni con cuantas personas dije que estaba. Consecuencias que no importan mucho cuando gozas el destino que se te propone.

 Petrozza: ¿Qué pensaste cuando dije que nos fuéramos contigo y comencé a animar a Garrison?

Mrs. Garrison: Al principio pensé en ya entrar a casa, no veía futuro con él, no quería y ya. Pero me aferré porque en verdad me encontraba enamorada de ese hombre, algo que yo no podía creer, pero así fue. En ese momento empecé a querer estar con él. Y en ese momento empezó mi felicidad, desde un momento atolondrado y absurdo, con miedo pero estaba con él y quería eso.

Petrozza:  ¿Hasta qué punto puedes decir que es gozable la vida tormentosa en casa?

Mrs. Garrison: Me encanta ese instinto criminal con el que crecí, me gusta llamarlo así, porque es así.  Aprendí mucho en casa. De armas y cosas así. Aunque también tuve amigos que influyeron mucho. Me encanta reírme de lo que fui y de la vida que tuve; no tuve una infancia feliz pero al menos tuve.

Yo: ¿Habías huido alguna vez antes de casa con alguien?

Mrs. Garrison: Claro que sí. Pero nunca pensé irme con ese alguien, sólo buscaba asilo de una noche para después irme con una tía. Así que se podría decir que no.  Lo hice por una razón: no soporto estar cerca de alguien tan desagradable como lo es mi hermana, sino fuera por el asco que le tengo yo no hubiera huido esa primera vez.


Petrozza: ¿Viste en Garrison un hombre o una salida?

Mrs. Garrison: Claro que un hombre, por eso estaba con él, si hubiese querido una salida, antes de él habían pasado muchas. Sé que muchos piensan que encontré una , pero en verdad estoy con el hombre que amo, que me cae bien, que me es interesante y me hace feliz.

Petrozza: ¿Podrías describir algunas de las cosas que consideras más duras de soportar en casa que te hicieron tomarla decisión de irte?

Mrs. Garrison: El no ser feliz. Eso no puedo soportarlo, si no soy felíz no encuentro razones para vivir. Otra de ellas el odio que le tengo a mi hermana, yo no podía vivir así, "No se puede dormir con el enemigo"  Y la última pero siempre la primera, el amor que tenía y no dejaré de tener por Garrison.

Petrozza: ¿Lo volverías a hacer?

Mrs. Garrison: Claro que sí las historias locas nunca deben acabarse, de eso está hecha la esencia de la vida de una persona como yo.

Petrozza: Di todo lo que pienses de la vida en general,  todo lo que te venga a la mente.

Mrs. Garrison: Absurda, bella, yo, yo, yo; me gusta vivirla, no es lo mejor que hago, no es lo mejor que pienso, pero está ahí, dándome, quitándome, y haciéndome uno más. He conocido poco de todo, me ha costado mucho ser feliz  y llegar a conocerme feliz. A pesar de mi corta edad, y a pesar de todo, yo sólo estoy aquí para mí y para los que en verdad tienen importancia, esos seres que siempre están a mi lado, a los que conozco y a los que no, de los que hablo y de los que guardo para palabras duras. Me encanta la vida qué te puedo decir! Me gusta, me encanta!

Petrozza: Pasatiempos poco usuales,  ¿tienes alguno?

Mrs. Garrison: Claro que sí: hablarle a mi perro. Tengo conversaciones muy interesantes con él. Soñar y recordar mis sueños, me gusta dominarlos porque es la parte del día donde gozo más. Inventar caras y luego volverlas a buscar, escenarios, sonidos, olores.  Me encanta soñar. También después de todo eso está mi hobbie favorito: recordar. Yo vivo de eso y después de eso para mí ya no hay más.

Petrozza: ¿Qué grado de locura crees tener?

Mrs. Garrison: Ésta es difícil. Pues claro que tengo un poco más que tú, sino, no estaría aquí escribiéndote.  Y además mi vida, como te lo dije, es más interesante.

Petrozza: ¿A qué adjudicas tu madurez precoz?

Mrs. Garrison: Sin duda alguna a nadie, solo a mí y a mí. Desde mi primer beso hasta mi primera vez (y con primero me refiero al primer verdadero beso y a mi primera verdadera vez,  algo fácil de explicar cuando entiendes las diferentes formas de amor) siempre ha habido un diálogo en mí sobre el porqué soy precoz y siempre he llegado a la conclusión que no debo preguntarme esas pendejadas.

Petrozza: ¿Tu madurez precoz abarca todos los sentidos?

Mrs. Garrison: ¡Claro que sí claro que  sí! Desde pequeña descubrí que existían muchas cosas que sé que no existían en nadie más. Es divertido simplemente me encanta como soy, y no me importa decir que soy mejor que muchos.

Petrozza, M. Marzo 2010.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Derechos reservados.

Todos los textos de este sitio son de la autoría de quien los firma y están debidamente protegidos bajo la Ley Federal del Derecho de Autor. Para su reproducción total o parcial, favor de contactarse a: redaccion@whiskyenlasrocas.com