lunes, 29 de marzo de 2010

Economias insólitas.

AudioTexto


Es curioso que la gente pague por ver películas de terror. Cuando un tío llega por detrás y me pega un susto, no le doy cuarenta pavos. Pero la gente sí le da cuarenta pavos a una industria para que le pegue uno bueno. No comprendo dónde está el objeto de pagar para ser aterrorizado, asustado, sorprendido y pillado con trucos pirotécnicos y de Ketchup.

Tampoco entiendo los parques de diversiones donde se afloja la pasta para que lo zaranden a uno y en una de esas, el paro cardíaco o los huesos rotos. Claro que lo del corazón no lo cobran (ni lo óseo), eso viene gratis si se tiene suerte.

Creo firmemente que hay mejores formas de gastar el dinero. Por ejemplo, un tratado de filosofía estética. Es seguro y no asusta (?). Y si de plano se quiere despilfarrar (tirar el dinero a la basura) un libro de Fengh Shui o de Cohelo.

Eso sí. Por ningún motivo se inicie el intercambio de valores monetarios en la compra de un regalo virtual porque usted no estará sólo regalando el dinero sino que estará estallando la hilaridad y la billetera de algún ser sin alma que pone a la venta unos cuantos bits de información inútil e inexistente. 



2 comentarios:

  1. Toño Bautista Junior3 de abril de 2010, 12:40

    Me siento más estafador que nunca: cinco pesos y un pulque no sólo por un abrazo que pudo haber derretido el corazón del hombre sin amor; cinco pesos y un pulque por un susto que casi hace que me corra de tripas sobre mis calzones; chingá, que no he encontrado mejor oxímoron pa definir al amor y yo lo pagué con un pinche pulque y un disco de cobre devaluado...

    ResponderEliminar
  2. Gгeat article! We will be linkіng to this particularly gгeat post on our sitе.
    Keep up the good writing.

    my site - core training

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails

Derechos reservados.

Todos los textos de este sitio son de la autoría de quien los firma y están debidamente protegidos bajo la Ley Federal del Derecho de Autor. Para su reproducción total o parcial, favor de contactarse a: redaccion@whiskyenlasrocas.com