lunes, 22 de febrero de 2010

¿y?

AudioTexto


La cara de la mujer era la de una coneja del Playboy. Las tetas y las nalgas la de una puta del cuento vaquero. Y el cerebro, el de un insecto de la National Geographic. Cabe decir, de un insecto muy inteligente, pues con todo su instinto o intelecto (?), dominó el inicio de la fiesta. Su fama, sin embargo, fue breve. Alguien comenzó con la política y dejaron a esta tía en un rincón, sola, bebiendo vodka y muy callada porque sabía un bledo de política, nacionalismos y otras cosas.

 Yo estaba allí. Conocía a todos los invitados pero no era amigo de nadie. (Siempre fue así; solo entre la multitud. A veces, para sobrellevar la soledad, llamaba a mi novia o alguna mujer… y la follaba. Luego me sentía doblemente solo). Me serví un whisky con hielos y me senté en una esquina. A mí no me interesaba la política ni los nacionalismos ni otras cosas. La chica me miraba. Yo era el único callado. Todos discutían ardientemente y yo solo bebía y fumaba. Vacié el vaso en mi garganta y fui a por ella.

 No te creo que seas escritor, dijo. ¿Por qué?, dije mientras le miraba las tetas y movía los hielos de mi vaso con whisky. No lo pareces, contestó. Ya, dije, eso no dice nada; tú pareces una mujer inteligente. Hice sonar los hielos de nuevo. ¿Cómo?, dijo. Quiero decir, dije: ¿a qué diablos te refieres con eso de que no parezco escritor? ¿Cuántos escritores conoces? Ninguno, dijo, pero siempre los imaginé diferentes. Diferentes, ¿cómo?, pregunté. No sé, dijo… felices. Ya, dije, pues yo soy feliz. No te creo, dijo, te has quejado de todo, del viaje, del lugar, de la bebida, de las nubes en el cielo, del color del bolso de aquella mujer, ¡de todo!; no eres un hombre feliz. Soy un hombre feliz, dije. No creo,  repitió. Que soy un hombre feliz, ¡coño!, dije. ¿Lo ves?, dijo. Está bien, está bien, no soy un hombre feliz ¿y?

Petrozza, M. Febrero 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Derechos reservados.

Todos los textos de este sitio son de la autoría de quien los firma y están debidamente protegidos bajo la Ley Federal del Derecho de Autor. Para su reproducción total o parcial, favor de contactarse a: redaccion@whiskyenlasrocas.com