lunes, 22 de febrero de 2010

Es igual.

AudioTexto


No me importaba demasiado no tener trabajo. Mucho menos conseguirlo. Vivía en un viejo cuarto. Tan viejo como la dueña del mismo; ¡más! Había muerto hace dos años. Cuando me mudé allí pagaba una cantidad ínfima de renta. Mis padres mandaban algo de pasta. Yo trabajé alguna vez y ahorré algo. A veces sacaba dinero de alguna mujer. Luego la casera murió. Era una vieja apestosa. Sin familia. Murió sola y yo pude quedarme en mi viejo cuarto. Nadie vino a reclamar nada. Los vecinos; tenía dos; trabajaban duro y nunca estaban en casa. Uno era médico recién graduado y otro comerciante de no sé qué mierda. Con el esfuerzo de su trabajo se mudaron a un lugar mejor y quedé solo. Nadie reclamó nada. No me importaba demasiado, el viejo cuarto me daba igual y hasta sentía cariño por él.
 

     Cuando la renta se fue al hoyo junto con la casera, dije a mis padres dejaran de enviar dinero. Entonces fui un hombre independiente. Me daba igual; la vida era la misma mierda.
 

     Nunca me esforcé demasiado. Mi ángel de la guarda era como el Estado: me daba lo mínimo; apretaba pero no mataba. Todo lo que tengo ha sido por cosa de suerte. No he luchado por nada. No tengo mucho, es igual. Si ahora ganara la lotería no haría nada. Continuaría en mi viejo cuarto, compraría un six-pack de Tecates y llamaría a mi novia. No le diría nada sobre el premio. Lo guardaría bajo el colchón y follaría sobre él. Mi novia no lo sabría pero estaría follando sobre un millón de dólares. Si tuviera un millón de dólares no iría a por una buena puta porque ninguna puta val más de doscientos pavos. Da igual, un millón de pavos es como un millón de gomilocas: volverían loco a cualquiera pero podrían matarlo. Si me dieran a escoger entre una one billion dollar baby o su equivalente en zorras baratas, elegiría las zorras.

Petrozza, M. Febrero 2010.

1 comentario:

  1. Oh diossssss un blog de realismo sucio de mi adorado martin, que emoción.... me mudare aqui cuando ande libidinosa jajaja, es broma, oye, me debes algo sobre la puerta negra no, vamos, vamos, que ocurre, no me quieres....

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails

Derechos reservados.

Todos los textos de este sitio son de la autoría de quien los firma y están debidamente protegidos bajo la Ley Federal del Derecho de Autor. Para su reproducción total o parcial, favor de contactarse a: redaccion@whiskyenlasrocas.com